Colegio Ntra Señora del Huerto

 


Carisma: "Caridad Evangelica Vigilante"

 

“Yo quiero decir que es necesario en todos un afán y esmero particulares y vivos por encaminar a los buenos estudios y la disciplina escolar no tanto en iluminar el entendimiento cuanto a mejorar la voluntad, no tanto a formar doctos y científicos cuanto honrados ciudadanos y ejemplares cristianos ”.
San Antonio María Gianelli


Cartas Pastorales, p. 230, Alocución del 3 de abril de 1837.

 

Las comunidades educativas que se alimentan del Carisma de San Antonio María Gianelli, “Caridad Evangélica Vigilante”, atenta y disponible a las necesidades y urgencias del tiempo, tratan cada día de ser presencia solidaria y abierta a las realidades en las que se hallan insertas .

 

“A través de la Pedagogía del Amor”

Docentes comprometidos con el Carisma y la enseñanza, a la luz del Buen Pastor, esto es, con profesionales atentos, presentes, empáticos, exigentes, cercanos, informados, actualizados y con sentido de justicia, en un ambiente armónico, dialogante, participativo y de sana convivencia escolar.

 

Alegrándonos de comprometernos sin límites, siguiendo el ejemplo de María, a continuación compartimos con ustedes los valores institucionales que impregnamos en nuestros estudiantes desde su infancia.

Solidaridad

Actitud de servicio que responde claramente a nuestro Carisma de “Caridad Evangélica Vigilante”, entendiendo la verdadera solidaridad como la ayuda a alguien sin recibir nada a cambio y sin que nadie se entere. Ser solidario es, en su esencia, ser desinteresado. Este valor se inspira sólo por la convicción de justicia e igualdad. Por lo tanto, ser una persona solidaria no se limita al ofrecimiento de ayuda, sino que implica un compromiso con aquel al que se intenta ayudar.

Honestidad

La honestidad es un valor que invita al respeto no solo de sí mismo sino también al de los demás. Sin olvidar tampoco otras características fundamentales como serían la franqueza y, por supuesto, la verdad.  En otras palabras, la honestidad constituye una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con sinceridad, coherencia e integridad, respetando los valores de la justicia y la verdad.

Respeto

Es el valor que fomenta la consideración y deferencia hacia los demás, este incluye  atención o consideración por el otro y su realidad. Este permite que el hombre pueda reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades del prójimo y sus derechos, de la sociedad y su entorno. El cuidado de la “Casa Común” que es de todos y para todos, cultivando la sana convivencia.

Responsabilidad

Es  aquel valor que tiene la virtud no sólo de tomar una serie de decisiones de manera consciente sino también de asumir las consecuencias que tengan las citadas decisiones y de responder de las mismas ante quien corresponda en cada momento. Las personas que poseen esta competencia se caracterizan porque cumplen los compromisos que adquieren, asumen las posibles consecuencias de sus actos y se esfuerzan por dar más de lo que se les solicita.

Esfuerzo

Entendido como la voluntad, fuerza física o las energías para lograr un fin que se persigue, pese a las dificultades que se encuentran en el camino. Es un concepto opuesto a la resignación. Cuando inculcamos el valor del esfuerzo a nuestros estudiantes estamos también transmitiéndoles otros valores muy importantes de la formación humana. Estos valores son disciplina, colaboración, perseverancia, prudencia y fortaleza.


Plan Educativo Gianellino, Para que todos iluminemos con el mismo fuego (Cartas Pastorales).

Carta Encíclica sobre el cuidado de la Casa Común (2015, Papa Francisco)

 

 

imagenes

Sobre nuestro carisma

La Familia Gianellina está constituida por personas unidas en la diversidad, que tienen como horizonte, un corazón habitado por el amor de Dios y encuentran en el Carisma, su centro propulsor y unificador. más